, ,

Dile adiós a la resequedad

El clima frío hace que la piel quede seca y escamosa, a menudo causando picazón. Sin tratamiento, la enfermedad conocida como “comezón de invierno” puede durar meses. Esto puede ser frustrante e incómodo si usted vive en un clima frío y seco, donde los calentadores de aire forzado se utilizan con frecuencia.

Es por eso que el día de hoy chicas les comparto esta mascarilla contra la resequedad del cutis. Los ingredientes que la componen no fallan para lograrlo.

Paso 1:

Pela, quítale la semilla y tritura la mitad de un aguacate en un tazón pequeño. Usa la parte de atrás de un tenedor para triturar bien el aguacate y para eliminar los grumos. El aguacate es excelente para la piel porque contiene muchos aceites y grasas saludables. Estos aceites y grasas ayudan a humectar y a nutrir la piel.

Guarda la otra mitad del aguacate para comerla después o para preparar otra mascarilla.

Paso 2:

Rocía 1 cucharada (20 gramos) de miel. La miel es de las mejores cosas que puedes aplicarte en la piel. Es un ingrediente hidratante, antibacteriano y antimicrobiano natural, lo cual significa que ayuda a humectar el rostro mientras elimina las bacterias que provocan el acné.

Paso 3:

Agrégale 1 cucharada (15 gramos) de yogur natural. El yogur provee muchos beneficios para la piel. No solo es un hidratante natural, sino el ácido láctico que contiene ayuda a eliminar las bacterias que causan el acné; además es un exfoliante suave. También restaura el pH de la piel.

Cuanto mayor sea el porcentaje de grasa que tenga, más humectante será la mascarilla. Si tienes la piel muy seca, prueba el yogur griego con la grasa completa, pero si tienes la piel grasosa, prueba el yogur bajo en grasa en su lugar.

Paso 4:

Lávate el rostro con agua tibia. Las mascarillas faciales están diseñadas para nutrir e hidratar la piel, así que debes empezar con el rostro limpio. Lávate el rostro con agua tibia y si es necesario, aplícate un poco de limpiador facial. Es importante que uses agua tibia porque te abrirá los poros y hará que sea más fácil que tu piel absorba todos los nutrientes de la mascarilla.

Paso 5:

Aplícate la mascarilla en el rostro. Puedes aplicarte la mascarilla con las yemas de los dedos o con una brocha limpia para base, ¡pero ten cuidado de no aplicarla en el área de los ojos ni de los labios!

Paso 6:

Deja reposar la mascarilla de 10 a 15 minutos para que haga su efecto. Siéntate o acuéstate en un lugar cómodo. Mientras esperas, puedes escuchar música, leer un libro o ver un programa en la televisión. Cuanto menos te muevas, ¡será menos probable que la mascarilla gotee por todos lados!

Paso 7:

Lávate el rostro con agua tibia, salpícalo con agua fría para cerrar los poros y luego, sécalo con suavidad con una toalla limpia y suave. Luego, puedes continuar con tu régimen normal para cuidar la piel, como aplicarte un tónico y una crema humectante. Es posible que no necesites usar ninguna crema humectante gracias a las propiedades tan hidratantes de esta mascarilla.

Recuerda compartirme tus resultados y qué otras maneras conocer para eliminar la resequedad en tu piel.

Compartir