, , ,

Piernas suaves

Tener una piel libre de vello puede ser muy sencillo y económico. Los especialistas sugieren que los ingredientes naturales como el limón, son la mejor opción para el cuidado de la piel.  El día de hoy les compartiré  cómo preparar una efectiva crema depiladora.

Hoy en día hay muchos métodos de depilación que nos permiten liberarnos del molesto vello que crece en determinadas áreas de nuestro cuerpo y que no se ve muy bien estéticamente.  Cremas depilatorias, depilación con cera, cuchillas, depilación láser y muchas otras alternativas se han hecho muy populares en cuanto a la eliminación del vello que tanto nos molesta. Sin embargo, estos métodos suelen ser muy costosos o en ocasiones irritantes, por lo que muchos buscan una opción diferente para depilarse.

La depilación con azúcar es una técnica muy famosa que se ha hecho muy popular en los últimos años, ya que es una de las mejores alternativas para lograr una depilación perfecta.

Preparar cera depilatoria de azúcar en casa es bastante simple y lo mejor es que no tomará mucho tiempo. Con la cera resultante nos podemos depilar las piernas, abajo de los brazos, las cejas e incluso la zona delicada del bikini, que debe ser depilada con mucho cuidado precisamente por ser tan delicada

Ingredientes

  • 2 tazas de azúcar.
  • 3 cucharadas de zumo de limón.
  • 3 cucharadas de agua.

Preparación

La preparación de la cera depilatoria de azúcar es muy similar a cuando preparamos un almíbar para agregarle a algún postre, con la diferencia de que no nos debe quedar muy denso. Se deben agregar los ingredientes a una olla y ponerlos a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir, sin dejar de revolver constantemente.  Una vez empiece a hervir, se baja el fuego y se deja unos minutos hasta que la pasta logre la textura deseada.

Para saber si la cera está lista puedes fijarte muy bien en su color, teniendo en cuenta que estará perfecta cuando esté ligeramente dorada y no con un tono oscuro. Es posible que si te pasas de tiempo el azúcar se queme.  Una vez estés segura de que la pasta está lista, la dejas reposar en un lugar fresco a una temperatura no muy baja porque se puede endurecer demasiado.

Cuando revises la pasta y ésta tenga una consistencia pegajosa, ya estará lista para su uso.

Antes de aplicar la cera depilatoria es muy importante que limpies la zona a depilar para que la cera se pegue mejor a la piel. También es bueno que te apliques un poco de aceite de almendras en la mano con el fin de que no se te pegue mucho la cera. Cuando ya estés preparada, aplica la cera en dirección contraria al vello, presiona la tela y en el mismo modo realiza el tirón para retirar los vellos.

Como resultado tendrás una piel suave, lisa y libre de vello. Cuanto más practiques el método, mejores resultados tendrás.

 

Compartir