,

Semana Detox

Seguro que la teoría la tienen bien aprendida: haz deporte, come sano, no bebas alcohol, incluye en tu dieta cinco frutas al día, sigue una dieta equilibrada… ¿Entonces? Necesitas de un empujón extra para eliminar el exceso de toxinas que se han ido acumulando en nuestro cuerpo durante tiempo –ya sabes: alimentos poco (o nada) saludables, refrescos.

Fashion Institute Of Design & Merchandising GIFs - Find & Share on GIPHY

Es por eso que te proponemos una dieta rica en alimentos depurativos para limpiar el organismo y bajar esos dos-tres kilos de más que te provocan la sensación de estar hinchada todo el tiempo.

‘Detox’ no son solo zumos verdes

A veces, cuando escuchamos la palabra ‘detox’ en una dieta pensamos automáticamente en las curas a base de batidos verdes que han puesto de moda las celebridades. Sin embargo, aunque es cierto que son auténticos cócteles de salud, que nos aportan una buena dosis de vitaminas y minerales, “la dieta no debe basarse únicamente en tomar frutas y verduras, sino que deben incluirse los alimentos de todos los grupos de nutrientes seleccionando, sobre todo, aquellos que tengan propiedades antioxidantes”, tal y como explica Myriam Belmar, endocrina especialista en tratamiento metabólico y riesgo cardiovascular del Hospital Nisa de Aravaca (Madrid).

Los alimentos que no deben faltar en una dieta ‘detox’

Frutos del bosque como fresas, frambuesas y moras. Son ricas en un antioxidante, proantoianidina, que podría ayudar a prevenir cánceres y enfermedades cardiovasculares.

 Brócoli.

Además de ser también rico en vitamina C, aporta una gran cantidad de calcio que contribuye al fortalecimiento de nuestros huesos a la vez que nos protege de los radicales libres.

Zanahoria.

Rica en antioxidantes como los betacarotenos, que ayudan a sintetizar vitamina A con importantes propiedades protectoras de la visión.

Manzana.

Su piel contiene una gran cantidad de sustancias antioxidantes como los flavonoides y vitamina C que harían frente a los radicales libres.

Frutos secos (nueces, almendras).

Son ricos en grasas esenciales para el organismo (Omega 6), que no podemos sintetizar y que es necesario introducirlas en la dieta de forma externa. Son también una fuente importante de vitamina E.

Salmón.

Es un proteína animal que no solo aporta aminoácidos esenciales para construir nuestra musculatura y membranas celulares, sino que, además, es fuente de Omega 3 (otra grasa esencial para el organismo y propiedades cardioprotectoras) y minerales como el selenio con propiedades antioxidantes.

Compartir