,

La Base perfecta

¿Cómo elegir tu tono de base de maquillaje?

Esto es algo que nos ha pasado y nos suele pasar a todas, sin excepción alguna. Y es que a veces tenemos pequeños problemas para elegir el tono correcto de nuestro maquillaje, sobre todo de básicos, como los polvos o la base. Pero no te preocupes,  hoy te vamos a ayudar a saber qué tono de la base necesitas según tu color de piel.

Primero debes saber cuál es tu matiz, antes de escoger una base, es mejor determinar algunas cosas sobre tu piel, como tu matiz. Aunque la superficie de tu piel puede cambiar de color por muchas razones; como la exposición de elementos como el acné, tu matiz siempre será el mismo. Por lo tanto, determinar tu matiz te ayudará a escoger el color de base adecuado. En general, las personas encajan en uno de los tres matices:

  • Frío. Que significa que tu piel es más azul, roja o rosa.
  • Cálido. Que significa que tu piel es de un color más dorado, amarillo o melocotón.
  • Neutro. Que significa que tu piel tendrá una combinación de los colores fríos y cálidos.

 

Determina tu matiz. Hay algunas pruebas que puedes usar para determinar si tu matiz es cálido, frío o neutro. Las pruebas implican evaluar tu color de cabello y ojos, con qué colores te ves mejor, cómo reaccionas al sol y el color de tus venas.

  • El cabello naturalmente negro, marrón o rubio junto con ojos verdes, grises o azules son una señal de un matiz frío. Los ojos de color avellana, marrón o ámbar junto con el cabello naturalmente negro, caoba o rubio fresa indica un matiz cálido.
  • Las joyas de plata se verán mejor en ti si tu matiz es frío; las joyas de oro se verán mejor en ti si tu matiz es cálido; alguien con un matiz neutro se verá igual de bien con las joyas de plata y las de oro.
  • Las personas de matices fríos suelen ponerse de un color rosa o se queman con facilidad bajo el sol, mientras que las personas de matices cálidos se broncean bajo el sol.
  • Las venas azules en la parte interior de la muñeca indica un matiz frío; las venas verdes indican un matiz cálido; el verde azulado indica un matiz neutro.

 

Debes saber cuál es la mejor base para tu tipo de piel. Aunque saber si tu piel es seca o grasosa no te ayudará a escoger un tono de base, te ayudará a escoger el tipo de base adecuado. La piel puede ser grasosa, seca o mixta, y puede ser normal o sensible.

  • Escoge una base en líquido o polvo, sin aceite y de acabado mate si tu piel es grasosa.
  • Escoge una base en crema o en barra humectante o hidratante si tu piel es seca.
  • Escoge una base hipoalergénica y sin fragancia si tu piel es sensible.
  • Escoge una base en polvo si tu piel es mixta.
  • Escoge una base que te ofrezca una cobertura completa o media si tienes un cutis desigual y quieres cubrir la mayor parte de tu piel. De lo contrario, busca una base que te ofrezca una cobertura parcial o transparente si tu cutis es bastante uniforme y quieres un look más natural.

Siempre es una buena idea comprar una base con FPS, porque te brindará una pequeña cantidad de protección contra los rayos UVA y UVB que son dañinos.

Usa tu piel para reducir tus opciones. Ya sabes qué buscar en una base según tu tipo de piel y ahora es momento de usar el conocimiento que has adquirido sobre tu matiz para escoger algunos posibles tonos. Antes de ir a la farmacia o a la tienda de cosméticos, considera qué bases y tonos se te verán mejor según tu matiz.

  • Si tu matiz es frío, escoge una base rosa, rojo o azul y considera los tonos como el cacao, rosa, negro azabache y porcelana.
  • Si tu matiz es cálido, escoge una base dorada o amarilla y considera los tonos como el caramelo, dorado, bronceado, caoba y beige.
  • Si tu matiz es neutro, considera los tonos como el beige, carne, azul marino o praliné.

 

Prueba algunos tonos. Usa la información sobre los mejores tonos para tu matiz y escoge algunas bases para probarlas. Escoge algunos tonos que se vean más parecidos a tu tono de piel. Después, pruébalos al poner un poco de base en la línea de tu mandíbula. La piel en la línea de tu mandíbula será más fiel a tu matiz natural y te dará una idea de cómo la base se verá en tu cuello.

  • Si la tienda no brinda muestras, coloca las botellas de las bases al lado de tu cuello y línea de la mandíbula.
  • Ya sea que uses una muestra o coloques una botella al lado de tu piel, encuentra una puerta o ventana para ver cómo se ven los tonos de la base bajo la luz natural. Esto le dará a la base un poco de tiempo para secarse y así sepas cómo se verá en todo momento.

 

Escoge la base. La mejor base es la que desaparece en tu piel. Se supone que la base no se debe ver: se supone que te debe brindar un lienzo uniforme sobre el cual trabajar. Usa las muestras en la línea de tu mandíbula para determinar qué base se integra mejor en tu piel. Ese es el tono de base que cubrirá mejor las manchas y el enrojecimiento al mismo tiempo se ve natural.

  • Considera comprar algunos tonos a la vez para que los pruebes en casa y los compares, especialmente si la tienda no tiene muestras disponibles.

Aclara una base que sea muy oscura. Ya sea que hayas comprado la base incorrecta y no la puedas cambiar o que estés terminando una botella, puedes personalizar el color de tu base para crear algo que haga más juego con tu piel. Una manera de aclarar la base es poniéndotela con una esponja húmeda en vez de tus dedos. También puedes aclarar una base al mezclarla con:

  • Crema humectante
  • Prebase
  • Una base más clara
  • Corrector cosmético o polvo fijador

Oscurecer la base que sea muy clara. Al igual que puedes aclarar la base que es muy oscura, también puedes oscurecer una base que es muy clara para tu piel. Para oscurecer una base:

  • Agrégale rubor o corrector cosmético
  • Mézclala con un bronceador
  • Combínala con una base más oscura o un humectante con tinte

Cambia el color de la base. También puedes personalizar la base que no es adecuada para tu matiz. Para lograr que una base combine con un matiz amarillo, añádele cúrcuma. Agrega un rubor marrón rosa para que combine con un matiz más rosa o azul. Para lograr que una base sea más marrón, agrégale cacao en polvo. Es posible que quieras una base más clara para el invierno y una más oscura para el verano si pasas mucho tiempo afuera y sueles broncearte.

  • Considera un humectante con tinte en vez de una base si tu piel es clara y tu tez es uniforme.
  • Siempre debes desmaquillarte y humectarte antes de dormir.
  • Cambia las esponjas cosméticas con frecuencia si las usas para ponerte base, porque pueden albergar gérmenes y bacterias.
Compartir